viernes, 25 de agosto de 2017

SOBERANÍA Y ACCIÓN (RUT 3)

Sigo adentrándome en la historia de Rut y descubriendo como Dios obra en medio de la vida cotidiana a través de circunstancias comunes y decisiones acertadas. Esta historia empezó con Noemí declarando su desgracia por quedarse viuda ella y sus dos nueras en una tierra lejana, lo cual le llevó a un viaje de regreso a Judá y a cambiar su nombre a Mara, porque dijo: "en grande amargura me ha puesto el Todopoderoso" (1:20b)

Rut, una de sus nueras, decidió acompañarla y mostrarle fidelidad y en el capítulo dos, vimos su disposición para ir a trabajar en busca de sustento, lo cuál Dios guió para que se encontrara con Booz, un familiar de Noemí que podía redimirles.

Ahora en el capítulo tres, Rut de manera decidida cambia sus vestidos, como una forma de superar su viudez y va en la noche al encuentro de Booz para de una manera directa preguntarle si en realidad quiere ser el pariente redentor de Noemí:

"Y aconteció que a la medianoche se estremeció aquel hombre, y se volvió; y he aquí, una mujer estaba acostada a sus pies. Entonces él dijo: ¿Quién eres? Y ella respondió: Yo soy Rut tu sierva; extiende el borde de tu capa sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano." (3:8-9)

Noemí actuó conforme a las normas aceptadas de la época y la cultura, y Booz fue capaz de reconocer y verbalizar la dignidad de Rut:

"Y él dijo: Bendita seas tú de Jehová, hija mía; has hecho mejor tu postrera bondad que la primera, no yendo en busca de los jóvenes, sean pobres o ricos." (3:10)

La acción de Rut pone en marcha a Booz con el propósito de conseguir la redención que Noemí y Rut necesitan ante su condición desfavorecida.

Estaba pensando como Dios está trabajando en medio de esta historia de manera soberana, y como Él está usando las actitudes y acciones de sus protagonistas para llevar a cabo su plan de redención no solo con una familia, sino con el mundo (cosa que veremos mejor en el capítulo cuatro).

Todo ello me refuerza que la gracia y la soberanía de Dios nunca significó en la Biblia estar de brazos cruzados: Noemí decidió viajar , Rut serle fiel a Noemi y acompañarla. Después Rut decidió trabajar en el campo para conseguir sustento y allí Dios le pone en contacto con la persona que puede redimirles. Una vez realizado este contacto divino, Rut responde de manera decidida y clara, lo cual saca a Booz de la comodidad. Los personajes están respondiendo de manera sensata e íntegra, y Dios está usando todo para llevar a cabo sus planes redentores.

¿Soy capaz de confiar en Dios en medio de las circunstancias que me rodean? ¿Qué es lo que Dios está haciendo y como debo responder en fe?


0 comentarios:

Publicar un comentario