domingo, 17 de junio de 2018

AVANZAR EN LA ORACIÓN (HECHOS 12)

Hechos 12 nos muestra una iglesia en medio de la oposición, en este caso por parte de Herodes. Ejecuciones y encarcelamientos era lo que estaban enfrentando.

"En aquel mismo tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la iglesia para maltratarles. Y mató a espada a Jacobo, hermano de Juan. Y viendo que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro." (12:1-3a)

Mientras Pedro estaba encarcelado:

 "la iglesia rogaba fervientemente a Dios por él" (12:5).

No hay muchas descripciones en Hechos de los elementos presentes cuando la iglesia se reunía (podemos encontrar más material al respecto en la carta de Pablo a los Corintios), sin embargo, la oración aparece una y otra vez en las descripciones de Lucas.

Vuelvo a pensar en la oración como un elemento clave en medio de las reuniones de mi comunidad cristiana y mucho más, cuando la tendencia, es pasar el mayor tiempo posible hablando y dialogando a nivel cognitivo.

La oración sin embargo, nos invita a vaciarnos de nuestros puntos de vista para mirar a Dios, contemplarle juntos y rendirnos a su voluntad.

En este caso, la iglesia pedía ayuda para Pedro, pero sin embargo, cuando recibieron la respuesta a sus ruegos, no eran capaz de creer.

"Cuando llamó Pedro a la puerta del patio, salió a escuchar una muchacha llamada Rode, la cual, cuando reconoció la voz de Pedro, de gozo no abrió la puerta, sino que corriendo adentro, dio la nueva de que Pedro estaba a la puerta. Y ellos le dijeron: Estás loca. Pero ella aseguraba que así era. Entonces ellos decían: ¡Es su ángel!" (12:13-15)

Esto me hace pensar en que la oración no debe convertirse nunca en algo rutinario y desconectado de la realidad que enfrentamos. La oración nos coloca en un momento de intimidad ante el Dios todopoderoso y al contemplarle debo prepararme para todo lo que el pueda hacer y responder.

Sin duda, la oración es un camino en el que los discípulos debían seguir avanzando y aprendiendo y en mi caso, tengo la sospecha de que tengo mucho que descubrir y muchas actitudes que deben ser aun corregidas cuando oro.

La mejor manera de aprender es orando y orando, en medio de la soledad y el silencio, en medio del trabajo y en medio de la comunidad cristiana.

¿Qué tal estoy avanzando en esta práctica básica de la espiritualidad cristiana?





0 comentarios:

Publicar un comentario