lunes, 19 de agosto de 2019

Los versos del 11 al 25 de 1ª de Pedro pone ante mi dos temas interesantes:

- Someternos a las autoridades

"En atención al Señor, prestad acatamiento a toda autoridad humana, ya sea al jefe del Estado en su calidad de soberano, ya a los gobernantes puestos por Dios para castigar a los malhechores y premiar a quienes observan una conducta ejemplar." (2:13-14)

- El sufrimiento como algo hermoso

"Es una bella cosa aguantar vejaciones injustas conscientes de que Dios así lo quiere. Si se os golpeara por ser culpables, ¿qué mérito tendría vuestro aguante? Pero que sufráis y aguantéis aun habiendo hecho el bien, es cosa que agrada a Dios." (2:19-20)

Sin embargo, cuando uno ve como estas ideas se han entendido por cristianos a lo largo de la historia, descubre ciertos extremos que se deben evitar y que el texto no apoya.

A veces los cristianos han mostrado un apoyo ciego a los gobiernos en todo asunto que no implique cortar la libertad religiosa, y se ha hecho en base a mal entender el consejo de Pedro. Sin embargo, aunque Pedro está hablando de someternos a los gobernantes, tenemos que distinguir muy bien lo que significa sometimiento y obediencia. Lo primero implica el reconocimiento de la autoridad, sin embargo dicho reconocimiento nunca incluye obediencia ciega en las Escrituras. Dos ejemplos puede ayudarnos: aquellas parteras en en A.T. que no obedecieron el dictamen del faraón de que los niños no vivieran y las palabras apostólicas en el N.T. "es necesario obedecer antes a Dios que a los hombres" dirigidas precisamente a los gobernantes. Es decir, el reconocer la autoridad, no implica obedecerle en aquellas cuestiones que son injustas y perjudiciales para el Reino de Dios.

Pensemos en las leyes de antaño y tristemente aun vigentes en muchos lugares, en las que tus privilegios disminuyen por causa del color de tu piel, tu sexo o religión. Pensemos en un gobierno que permite el bombardeo de zonas que sabemos que provoca desastre y muerte entre inocentes. O los gobiernos que rehusan atender a los inmigrantes que están arriesgando sus vidas huyendo de las guerras y la miseria extrema. Es desastrozo cuando los cristianos se alían con dichas acciones mostrando una aceptación de tales decisiones injustas en base a que Dios les pide que se sometan a las autoridades.

La otra cuestión es sobre el sufrimiento. Muchos cristianos ven cualquier tipo de sufrimiento como algo venido del cielo. Pero hemos de aclarar que hay sufrimiento por no seguir los caminos de Dios:

"Que ninguno de vosotros tenga que sufrir por asesino, ladrón, malhechor o entrometido." (4:15)

También sufrimos por ser negligentes en asuntos. Y no podemos olvidar el sufrimiento por circunstancias que no podemos controlar: una enfermedad, un desastre natural...

Leemos: "...habéis sido llamados: a seguir las huellas de Cristo, que padeciendo por vosotros, os dejó un modelo que imitar" (v. 21)

Concretamente Pedro se refiere al sufrimiento que nos viene cuando andamos en rectitud. Ante dicho sufrimiento, Pedro nos anima a sentirnos privilegiados y se nos pide que no respondamos mal a quienes nos tratan con desprecio e/o injustamente, así como Jesus nos enseñó.

En un sentido, el sufrimiento, provenga de donde provenga, siempre puede ser un elemento que nos ayude al cambio y a la madurez. Lo que no debemos perder de vista, es el asumir nuestra responsabilidad cuando estamos sufriendo como consecuencia de una vida torcida, sin asumir dicha responsabilidad, nunca sacaremos provecho a tales situaciones de dificultad.

Pedro escribe a cristianos que están experimentando opresión en medio de una sociedad sin Dios y un imperio que a menudo los trata con sospecha e injusticia. Pedro sabe bien que los seres humanos solemos ponernos a la altura de aquellos que hablan y actúan violentamente, y es por ello que nos recuerda que los seguidores de Cristo tenemos un nuevo ejemplo de respuesta ante las acciones injustas que nos rodean y nos afectan.

¿Qué acciones y actitudes te parecen tan corrientes como injustas en medio de nuestra sociedad? ¿Cómo sería responder de una manera diferente ante estas acciones y quienes las protagonizan?





0 comentarios:

Publicar un comentario