martes, 21 de julio de 2009

Introducción

Cuando nombramos la palabra "iglesia" la imagen es prácticamente imposible de evitar en nuestras mentes; un edificio con un campanario y una cruz en la zona más alta. Sin embargo no es esa la imagen que la Biblia nos da de la Iglesia.

En este bloc trataré de exponer algunas ideas que espero que nos ayuden a reflexionar sobre la importancia de recuperar en nuestros días una imagen más correcta acerca de la palabra "iglesia". El fin es que afecte a nuestra manera de vivir y experimentar el formar parte de ella.

Quiero aclarar desde el principio que reconozco y aprecio los valiosos esfuerzos que muchos hermanos están realizando desde diferentes maneras de entender y vivir la iglesia. Yo mismo he experimentado y experimento el participar dentro de los mismos, por lo tanto entiéndase todo como una autoevaluación a la luz de los tiempos que estamos atravesando. Deseo aportar una reflexión que nos ayude a la búsqueda de soluciones ante los problemas que hemos encontrado al vivir la vida comunitaria en el S.XXI, con el fin de cumplir con nuestra misión eclesial en el mundo.

Soy consciente de las limitaciones y errores personales a la hora de reflexionar en este tema, por lo que te invito a que puedas enriquecer mi punto de vista con tus comentarios.

Siéntete bienvenido a conversar.

0 comentarios:

Publicar un comentario