martes, 2 de febrero de 2016

ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL

Creo que uno de los retos de ser iglesia en el Siglo XXI está relacionado con el término "vida cotidiana". Formar personas para manejarse en las estructuras eclesiales y para elaborar programas y eventos es algo en lo que aprobamos, pero la domesticación no es el discipulado ¿De que sirve una fe que no tiene relevancia y aplicación en nuestras familias, entornos laborales, vecindario y tiempo de ocio?

Este fue otro de los temas que el pasado noviembre tratamos en un encuentro de la Alianza. Nos invitaron para compartir conocimiento, puntos de vista y encontrar aplicaciones prácticas. Nos dividimos en grupos que fueran lo suficientemente cómodos para dialogar y llegar a puntos en común. El grupo encargado de redactar acerca del acompañamiento espiritual escribió el artículo que ha sido publicado por protestante Digital. El artículo me ha hecho pensar en lo poco que valoramos lo sencillo y lo cotidiano, en definitiva, lo auténtico y lo que de verdad tiene valor, puedes leerlo a continuación: Acompañamiento Espiritual

0 comentarios:

Publicar un comentario